domingo , diciembre 16 2018
Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio / Publicaciones Destacadas / ¿Los perros agresivos nacen o se hacen?

¿Los perros agresivos nacen o se hacen?

Agresividad-en-perros

Lo dicen estudios científicos: la conducta agresiva del perro se debe en mayor medida a la conducta agresiva del dueño. Esto es lo que estudiaron una serie de investigadores británicos de la Universidad de Leicester al hacer una serie de valoraciones a más de 4.000 perros y a sus dueños. ¿Qué encontraron en todos estos estudios? Algo muy claro: lo que verdaderamente determina la aparición de una conducta agresiva es la experiencia del animal a nivel individual. Estudios previos ya habían vinculado una personalidad antisocial en varones menores de 25 años con la predilección por dichas razas que, desafortunadamente han catalogado de, “potencialmente peligrosas”.

¿Cuáles son estas razas? El Dogo Argentino, el American Staffodshire Terrier, el Akita Inu, el Staffordshire Bull Terrier, el Pit Bull Terrier o el Rottweiler. Estas razas corpulentas y de una mala fama impuesta por la sociedad, son razas que en “malas manos” pueden ser peligrosas. Dueños hostiles, con un carácter marcadamente antisocial y con una praxis de educación en negativo (castigos y refuerzos negativos) aumentaban en el perro las posibilidades de gruñir e incluso morder.

Cualquier perro de cualquier raza educado en adiestramiento en positivo, es decir, sin castigos y reforzando las conductas positivas, y con todas las necesidades fisiológicas cubiertas (alimentación, sanidad y ejercicio físico) será un perro equilibrado.

No hay que confundir los mordiscos de un cachorro cuando tiene pocos meses con que el perro va a ser agresivo. Los cachorros utilizan su boca y sus dientes para explorar y descubrir el mundo, así como a comunicarse (sin olvidar, para también reducir el dolor y molestias de la dentición). Basta con inhibir las mordidas del cachorro regañando al perro con SHHH o parando el juego de golpe para educarlo, incluso, a morder controlando la presión.

Por otra parte, no se debe olvidar evitar factores estresantes que puedan llevar al perro a unos niveles de ansiedad como puedan ser: un dolor intenso, falta de ejercicio físico, perros atados, perros encerrados, perros muy temerosos que pueden morder para defenderse, etc.

Debe quedar claro que un perro de nacimiento no tiene maldad ninguna y que va a depender de sus experiencias (y no de su raza) para que sea más, menos o nada agresivo.

Acerca de JoluB

JoluB
Propietario de BlueScire Blog, Ingeniero Electrónico, Diseñador Gráfico, Astrónomo Aficionado, amante del Mundo Digital y sobre todo Campusero.

Comments

Tu aporte es valioso para todos, deja tu huella

Scroll To Top