Noticias Destacadas
Estás aquí: Inicio / Publicaciones Destacadas / Comienza un ensayo clínico con una vacuna contra el virus del Zika

Comienza un ensayo clínico con una vacuna contra el virus del Zika

zika-virus-0128

Se ha puesto en marcha un ensayo clínico de un candidato a vacuna destinada a prevenir la infección por el virus del Zika. El ensayo clínico, en una etapa inicial, servirá para evaluar la seguridad de la vacuna experimental y su capacidad de generar una respuesta del sistema inmunitario en los participantes. Se espera que participen en el ensayo hasta el final al menos 80 voluntarios sanos con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años.

El ensayo lo ha impulsado el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, por sus siglas en inglés), uno de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, y se lleva a cabo en tres lugares distintos de Estados Unidos, incluyendo el Centro Clínico de los NIH en Bethesda, Maryland.

La vacuna experimental la desarrollaron a principios de año unos científicos del Centro de Investigación sobre Vacunas (VRC) del NIAID.

El estudio forma parte de la respuesta del gobierno estadounidense al actual brote epidémico de virus del Zika en América. Según la red estadounidense de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), más de 50 países y territorios sufren de la transmisión activa de dicho virus. En territorio estadounidense se han declarado más de 6.400 casos. Aunque las infecciones por Zika son normalmente asintomáticas, algunas personas experimentan un malestar leve durante aproximadamente una semana. Sin embargo, la infección por virus del Zika durante el embarazo puede causar un grave defecto de nacimiento llamado microcefalia, así como también otros defectos fetales graves del cerebro y otros órganos. No existen vacunas aprobadas o terapias específicas para prevenir o tratar la enfermedad del virus del Zika.

La vacuna experimental para el Zika incluye un pequeño fragmento circular de ADN, llamado plásmido, que los científicos obtuvieron por modificación genética y que sirve para albergar genes que codifican para proteínas del virus del Zika. Cuando se inyecta la vacuna en el tejido muscular del brazo, las células leen los genes y fabrican proteínas del citado virus, que se autoensamblan formando partículas semejantes al virus. El cuerpo pone entonces en marcha una respuesta inmunitaria ante estas partículas, incluyendo anticuerpos y células T para neutralizarlas. Las vacunas de ADN no contienen material infeccioso, de modo que no pueden hacer que una persona se infecte con el virus del Zika por culpa de la vacuna, y se ha demostrado en ensayos clínicos anteriores que son seguras para otras enfermedades.

El ensayo clínico de Fase 1 está dirigido por la Dra. Julie E. Ledgerwood, del citado Centro de Investigación sobre Vacunas del NIAID.

Acerca de JoluB

JoluB
Propietario de BlueScire Blog, Ingeniero Electrónico, Diseñador Gráfico, Astrónomo Aficionado, amante del Mundo Digital y sobre todo Campusero.

Comments

Tu aporte es valioso para todos, deja tu huella

Scroll To Top